Oportunidades de negocio para emprender a pesar de una contingencia

¿Qué tienen en común Fedex, Microsoft y Revlon?1 Fedex, empresa pionera en el servicio de envío y entrega de paquetería; Microsoft, el primer gran emporio de software; y Revlon, una empresa cosmética.

Esta tríada de industrias de giros totalmente distintos, surgieron en tiempos de crisis. Hoy, en 2020, son empresas que no sólo continúan en pie a décadas de su fundación, sino que han sobresalido como líderes en sus respectivas áreas, y su valor neto asciende a millones de dólares.

Toda inversión, de efectuarse de manera satisfactoria, supone la certidumbre de rentabilidad. Sucede de igual manera al emprender un negocio puesto que, de iniciarse idealmente, arranca tras objetivos definidos y con una estrategia clara por conseguirlos.

Sin embargo, cualquier plan de negocio supone un mayor o menor margen de riesgo. Los mercados suben y bajan, y aunque tienden a autorregularse, hay crisis para las que no podemos tener un plan adecuado de contingencia, debido a su origen en factores externos, y por lo tanto resultan de impacto poco calculable.

Justo ahora nos encontramos atravesando una contingencia que ha puesto a prueba a todas las naciones, principalmente en lo relativo a sus respectivas estructuras en los sistemas de salud, de educación, de trabajo y de economía, entre otros.

De acuerdo con cifras de la ONU, 4 de cada 5 trabajadores a nivel mundial ya están resintiendo las consecuencias de los confinamientos totales o parciales que los gobiernos se han visto obligados a imponer. Dichas afectaciones van desde despidos hasta la reducción temporal de horas en las jornadas. Tan sólo en el periodo comprendido de abril a junio, se estima que desaparecerán globalmente el 6.7% de las horas de empleos.2

Este año, la economía mundial podría crecer a su ritmo más lento desde 2009, según la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE).3

Lo cierto es que es también en tiempos de crisis que los hábitos de los consumidores cambian, es cuando surgen más necesidades, unas más específicas, y por tanto se abren oportunidades de negocio no antes vistas para inversores.

En las últimas semanas hemos sido testigos de la migración emergente a digital por parte de empresas como método de adaptabilidad a las dificultades del mercado, y del fortalecimiento de esta alternativa para las que sí consideran lo esencial de dichas herramientas hoy en día.

Los negocios existentes deben estar pendientes de las tendencias que va a ocasionar esta coyuntura, y los futuros empresarios que están apenas por emprender un negocio, tomar en consideración opciones y soluciones creativas para que el nuevo proyecto funcione durante, pese a y después de los momentos más críticos de la mala racha.

“Las decisiones que tomemos hoy, afectarán directamente en la manera en que esta crisis y la vida de millones de personas evolucionarán. Con las medidas correctas podemos limitar su impacto”. –Guy Rider, Director General de la Organización Internacional del Trabajo (OIT).4

Ante la duda de si se está en un “buen momento” para emprender un negocio, es un hecho que no depende tanto del contexto, como sí del mapa de oportunidades, de identificar solucionar necesidades cuando todos ven únicamente problemas.

AirBnb es un caso más de éxito. Empezó como un plan de negocio emergente por parte de tres jóvenes californianos ante la imposibilidad de pagar su renta en plena recesión, a finales de 2018. Optaron por rentar una de las habitaciones del departamento como alojamiento a asistentes de un congreso; un espacio con amenidades mínimas y tan sólo un colchón inflable.

Tras el financiamiento, estrategias de organización pertinentes y el desarrollo formal del proyecto, lo que surgió como un incipiente experimento por aumentar ingresos, llegaría de manera corporativa a Francia, España, Italia y Brasil, cuatro años más tarde. Actualmente se trata de una empresa de alto liderazgo empresarial, con presencia internacional y un notable engagement por parte de sus usuarios.

Buscar un escenario de ganar-ganar entre el prestador de servicios y quien lo solicita, puede darse naturalmente en un contexto atemporal. ¡Sí, es tiempo de emprender! Te dejamos ahora algunas ideas de cómo emprender un negocio en un panorama económico (aparentemente) complicado.

Negocios gastronómicos
México cuenta con una población económicamente activa de más de 57 millones de trabajadoras y trabajadores5, que ejercen fuera del hogar, en establecimientos como talleres, comercios y oficinas. Es un sector habituado a comer fuera de casa, ya sea por la practicidad de tiempos o por la imposibilidad misma de cocinar.

El giro gastronómico es esencial, no se puede prescindir de él y, por el contrario, encuentra apoyo fácilmente entre consumidores locales. Toma esta oportunidad, con el bonus de poder ofrecer menús personalizados, adaptándolos a necesidades específicas, como recetas bajas en calorías o veganas, alimentos especiales para adultos mayores o pacientes con alguna condición médica, congelados para distribución en mayoreo, e incluso repostería o pastelería.

Temas del hogar
El confinamiento nos está orillando, queramos o no, a reapropiarnos de nuestros espacios domésticos, así que fácilmente puede surgir la inquietud por el upgrade de los mismos, ya sea por funcionalidad o por simple estética.

“Este tiempo permite que la gente tome la decisión consciente de sentarse y echar a volar la imaginación y creatividad”, dice Jennifer Cure, ejemplo del coaching empresarial con enfoque ontológico. La restauración de espacios, redecoración y diseño de interiores puede ser tu opción.

Cuidados personales
Generalmente abocado a NNA (niños, niñas y adolescentes), pero sugiriendo explorar el amplio espectro de oportunidad que existe en torno al cuidado de las y los adultos mayores.

La creación de un servicio integral de atención, que vaya desde compañía responsable, efectuar sus compras y la limpieza de sus espacios, hasta lo relativo a la gestión de trámites bancarios, hospitalarios y demás burocracia que en muchos casos no están dispuestos a realizar con facilidad por sí mismos.

Hablamos de un sector altamente vulnerable, por lo que las iniciativas plenamente enfocadas a esta sección poblacional son primordiales.

Atención a la salud mental
Un tema delicado pero urgente. Si bien la indicación bajo la que socialmente nos regimos ahora de “quedarnos en casa” actúa en función del bien colectivo, en muchos de los casos no es garantía que el encierro sea sinónimo del bien individual.

Una encuesta en la que se cuestionaba por la salud mental, arrojaba que en marzo, el 42% de la población encuestada señalaba no sufrir de ello “en absoluto”; para mayo, esta cifra se redujo drásticamente a un 26%.6

Falta de motivación, estrés, ansiedad, alteración de los ciclos de sueño, propensión al consumo de alcohol, tabaco o drogas y tendencia a la depresión, son algunas de las manifestaciones más recurrentes del desequilibrio que atravesamos. Un plan de negocio en este campo, desarrollado con responsabilidad y un equipo de personal certificado, es actuar en beneficios a mediano y largo plazo.

Negocio de belleza y salud
El confinamiento puede estar teniendo ya consecuencias en nuestros cuerpos sin que seamos totalmente conscientes de ello, mucho menos que hagamos algo por aminorarlas, ¿por qué no trabajar en la idea de consentirse?

El spa en casa (generalmente vía app) es un mercado ya explorado con buenos resultados, esto debido al menor costo en comparación de establecimientos, además de la experiencia más íntima y personal que tiene para las y los usuarios. Desde faciales sencillos hasta masajes especializados (para deportistas, linfático, descontracturante, relajante y más), este periodo de estancia obligatoria en casa puede convertirse en una de las grandes oportunidades de negocio para el sector.

Negocio del deporte
Un estilo de vida sano, integral y responsable en cuanto a alimentación y actividad física, es difícil de iniciar y aun más de continuar. Sin embargo, durante las últimas semanas no son pocos los nuevos adeptos ganados por el lifestyle fitness.

Si bien ya existen cadenas de gimnasios que migraron al servicio vía web, no hay nada como la atención personalizada, en especial en este sector en el que se trabaja con la salud y rendimiento particulares de cada usuario, que igualmente persigue objetivos muy particulares.

Las clases en línea de actividades que no requieran equipo especial y que puedan realizarse en interiores, serán tus aliadas. Yoga, boxeo, artes marciales, pilates o acondicionamiento físico en general, además de meditaciones guiadas y entrenamiento personal mixto pueden ser algunas opciones.

Negocios en internet
El emprendimiento digital será acaso la alternativa más recurrente en este camino hacia la llamada nueva normalidad. Y si bien podría lucir saturado, también es cierto que siempre hay opciones nuevas, ya sea en generación de contenido editorial (copywriting, artículos, traducciones, contenidos web, corrección de textos), audiovisual (tutoriales y videoblogs en general), diseño, o incluso en el campo de programación, o de generación y mejora de sitios web. Aquí hay un importante foco por atender, con la ventaja de que puedes tener varios proyectos a la vez y trabajar con una amplia base de clientes.

Asesor inmobiliario
Debido a la sorpresiva reestructura en el sector laboral y su consecuente impacto en la economía, comienza también a darse un considerable margen de movimiento en materia de viviendas: personas que deciden o se ven orilladas a dejar sus espacios en busca de reubicarse o de recortar gastos. Sé parte activa de esta ocupación y liberación de inmuebles, volviéndote asesor de quienes se encuentran atravesando este tipo de mudanzas.

Servicios educativos
Ahora que incluso los niveles más elementales de nuestro sistema educativo tuvieron que migrar a clases en línea, se está descubriendo de forma más democrática las ventajas que pueden obtenerse de la educación a distancia, como la accesibilidad de horarios y la autonomía del alumnado al momento de tomar sus clases.

Se estima que quienes toman este tipo de cursos aprenden hasta 5 veces mejor en comparación al método de clases presenciales, y que la tasa de retención del aprendizaje aumenta hasta 60%.7

Dado que se trata de compartir el conocimiento, la oferta de cursos en línea es sumamente vasto: desde lo académico como tutorías, regularización de materias o corrección de exámenes, hasta clases de música o idioma.

No está de más la sugerencia de optimizar los recursos destinados a echar a andar tu negocio, además de la recomendación de establecer objetivos fijos a largo, mediano y plazo.

Si ya te encuentras en marcha, cuida y fideliza la relación con tus clientes. Recuerda que la cercanía, seguimiento y atención al detalle suma puntos en el trato entre ambas partes.

Prioriza el negocio digital. Conoce a tu público objetivo y a tus prospectos. Capacítate de manera constante, y establece redes de apoyo y alianzas que fortalezcan tu negocio.

En tiempos de crisis, la resiliencia es virtud.

Cómo iniciar un negocio durante la crisis

 

Fuentes:

1 https://emprender.pe/5-empresas-exitosas-que-nacieron-en-epoca-de-crisis
2 https://www.bbc.com/mundo/noticias-america-latina-52220090
3 https://www.bbc.com/mundo/noticias-51971991
4 https://www.bbc.com/mundo/noticias-51971991
5 https://www.inegi.org.mx/temas/empleo
6 https://www.milenio.com/opinion/maria-del-carmen-climent/columna-maria-del-carmen-climent/covid-19-mexico-problemas-financieros-salud-mental
7 https://www.expoelearning.com/estadisticas-e-learning-2017

FacebookTwitterLinkedIn